SERVIR EL VINO

Es costumbre que los vinos blancos se beban frescos que tengan una temperatura de entre 8 a 10 °C y que los vinos tintos se beban a temperatura ambiente, para esto se descorchan aproximadamente entre una a media hora antes de ser bebidos, y en tal caso se aconseja beber un vino tinto que tenga una temperatura de 18 °C a 22 °C algunos consideran temperaturas incluso más bajas: 15-16 °C, e incluso 13-14 °C para los tintos jóvenes o los claretes. En cuanto a los vinos blancos, aunque el consejo de beberlos frescos es generalizado, existe la excepción cuando se bebe en climas fríos; por su parte los espumosos como el champagne pueden llegar a servirse con sus botellas dentro de envases con hielo y es aconsejable evitar cambios bruscos de temperatura como los producidos por un congelador.
En cuanto al champagne, aunque es popular y divertido hacer el mayor ruido al destapar las botellas e incluso hacer saltar parte de este vino al ser destapado, la etiqueta establece que el destapado debe ser silencioso

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

DEFINICION DE VINTAGE

BACO, DIOS DEL VINO

ACCESORIOS PARA EL VINO